miércoles, 1 de octubre de 2008

Los chicos de Wenger no dudan


El Arsenal recibía anoche al Oporto después de haber caído el sábado en Premier frente al Hull en el Emirates. La derrota podría haber llenado a los 'gunners' de dudas tras un inesperado desenlace, pero Wenger no dudó. Sacó un centro del campo de pura fantasía con Walcott, Fàbregas, Denilson y Nasri. Nada de especular y minimizar los riesgos. Los chicos de Wenger no saben jugar así y menos haciéndolo en el Emirates.

El partido empezó con la posesión para el Arsenal y con contraataques por parte de los portugueses. Las ocasiones llegaban en ambas porterías durante la primera media hora. Walcott y Van Persie pudieron adelantar a los londinenses pero fueron Lisandro y el 'Cebolla' Rodríguez los que más cerca estuvieron. El primero con un remate desde dentro del área a la salida de un córner que sacó Clichy desde la misma línea de gol y el uruguayo con un remate de cabeza que se fue tocando el larguero.

A la media hora de juego llegó el primero de la noche. Fàbregas recoge un balón en el lado derecho del ataque, se gira, mete un balón en profundidad a Adebayor, pase de la muerte y Van Persie llega desde atrás para empujarla. Gol típico de los chicos de Wenger. El segundo llega a cinco minutos del descanso. Los papeles se intercambian y es Van Persie quien asiste de córner para que Adebayor marque con un remate picado de cabeza.

La reanudación arranca con el mismo guión. Balón del Arsenal y en tres minutos llega el tercero. Presión de Gallas en banda derecha que roba el balón, la cede para Walcott que se la deja a Van Persie. Regate sin tocar el balón y la cruza con el exterior de su exquisita zurda. El show del 'passing game' crece con el paso de los minutos. Los 'gunners' consiguen el cuarto por medio de un penalti sobre Bendtner que transforma Adebayor, pero bien podía haber llegado antes si Walcott, Nasri o el propio togolés hubieran andado más acertados. El partido termina con más ocasiones para los de Wenger de la mano de Bendtner y Vela.

El Arsenal demostró que la derrota ante el Hull fue sólo un accidente. Anoche todo el equipo rayó a un nivel muy elevado. Adebayor no paró de moverse con buenos desmarques, Van Persie ayudando al centro del campo y definiendo -esperemos que le respeten las lesiones-, la velocidad de Walcott en banda, los detalles de calidad de Nasri, lo que crece Denilson cuando juega al lado del líder Fàbregas. Y no hay que olvidar las incorporaciones de Sagna y Clichy. Y es que cuando el 'passing game' funciona, lo mejor que puede hacer uno es sentarse y disfrutar.

2 comentarios:

-- ItzI -- dijo...

K pna,no pude vr al Arsenal.. M kde cn el Madrid pa vr cm "jugaban" d bien.. y oi el Barça tb cm sa lucido e?? Nfin, sprems k pa la proxima kaiga alguno (el Madrid xfi!!).
Wnooo not kjs,aki m tiens komntand jeje,t dije klo haria. Besits lerdito!! (K)

P.D: M gusta cm scribs ;)

bertos dijo...

Gran plantilla la del Arsenal, sólo se pueden esperar buenas cosas de ellos. Es verdad que también el nivel de exigencia de los aficionados ira acorde...

Hay en mi resi un japonés (le llamamos 'Nou', su nombre completo es más complicado) que es muy fan de Cesc. Se traga todos los partidos y sabe bastante de fútbol. ¡Os llevaríais bien!